slider-generico
Caldera de gas

Calderas de gas en Alzira

Instalador de calderas de gas

En Lava Fred como instalador de calderas de gas le asesoramos en calderas de todo tipo combustibles (butano, propano, natural) así como de pellets y según su uso: ACS, calefacción o mixta Todas las calderas de gas que instalamos son de condensación ya que las estancas a día de hoy están prohibidas en las nuevas instalaciones. Consultar para calderas estancas.

Las calderas de Gas que recomendamos

En nuestra empresa apostamos por las calderas de gas Baxi debido a la robustez en su fabricación y a su reducido coste de mantenimiento. Particularmente recomendamos calderas de gas de condensación. La mayoría de las calderas de gas funcionan con los combustibles convencionales (butano, propano, y gas natural)

Instalador de calderas de gas

USOS

Las calderas pueden ser para agua caliente sanitaria, ACS, solo de calefacción o mixtas que sirven tanto para ACS como para calefacción. Hacemos instalaciones tanto domésticas como industriales en polideportivos, comunidades de vecinos, centros públicos, piscinas, etc.

 

POTENCIA

A la hora de elegir calderas de gas debe tenerse en cuenta la adecuación de la caldera al lugar en el que va instalada. Ello condicionará las necesidades caloríficas, por lo tanto, la potencia, del sistema.

Por normativa la potencia necesaria por m² de vivienda es 115 W. La potencia mínima comúnmente aceptada para las calderas de gas es de 20 kW, pues este es el límite que permite el uso de ACS de forma confortable.

Para calcular la potencia necesaria para su vivienda le recomendamos que se ponga en contacto con un experto como Lava Fred. No obstante ofrecemos una tabla orientativa para que estime las necesidades de su instalación de calefacción.

Aislamiento
ZonaBajoMedioAlto
135 W/m3115 W/m381 W/m3
Fría120 W/m3102 W/m372 W/m3
Templada105 W/m390 W/m363 W/m3
Cálida95 W/m380 W/m357 W/m3

BUTANO Y GAS NATURAL

Las calderas de gas de condensación pueden dividirse en función de su combustible en los siguientes tipos:

  • Calderas gas natural
  • Calderas de propano
  • Calderas de butano

En Lava Fred recomendamos principalmente las calderas de gas natural y las calderas de butano. La principal diferencia para el usuario de gas natural y butano es que el gas natural está canalizado hasta los hogares y suelos industriales y el butano depende de un servicio de distribución de envases o botellas a granel. Las diferencias en el precio del combustible dependen del mercado y de los impuestos sobre los combustibles por lo que debe estudiarse a largo plazo, cosa imposible.

Sobre las calderas de propano cabe decir que el sistema de suministro depende de envases o botellas a granel y tiene ciertas diferencias con el butano como la capacidad de gasificación y el poder calorífico. Consulte con un especialista si está debatiéndose entre el butano y el propano.

COLOCACIÓN

En cuanto su colocación, disponemos de dos posibilidades. Calderas murales, aquellas que se colocan colgadas de la pared o, por otro lado, calderas de pie que sencillamente se depositan directamente en el suelo.

 

CUENTE CON LAVAFRED

Confíe en la profesionalidad y la experiencia de Lava Fred. Si desea o quiere obtener más información sobre las mejores calderas de gas, contacte con nosotros y le asesoraremos sin compromiso. Recuerde somos instaladores de calderas de gas profesionales y autorizados y estamos a su completa disposición.

¿A QUÉ PRESIÓN TRABAJA UNA CALDERA DE GAS?

La caldera debe tener una presión específica para su óptimo funcionamiento, ya que así el agua circulará de forma eficaz por el circuito.

Su presión debe oscilar entre 1,5 y 2 bares. Si la cifra cambia, podría incrementarse el gasto energético o incluso llegar a causar una avería si esta situación se prolonga en el tiempo.

Antes de medir la presión de tu caldera ten en cuenta que esta puede cambiar en función del uso que le des a lo largo del día.

Si la calefacción está encendida, la presión puede subir al expandirse y calentar tanto el agua de las tuberías como la de los radiadores. Una vez que se apaga y se enfría, vuelve a bajar.

Para obtener una lectura exacta, deberás medir la presión en frío y con la bomba apagada.

Como te decíamos, el resultado debería oscilar entre los 1,5 y los 2 bares. Si no es así, es importante modificarla para evitar averías.

¿CÓMO BAJAR LA PRESIÓN DE UNA CALDERA DE GAS?

Si la presión es muy alta, es decir, está por encima o muy por encima de 2 bares, lo más probable es que sea necesario purgar los radiadores.

Para hacerlo:

  1.  Acciona la válvula que se encuentra en el extremo superior del radiador con una llave.
  2.  Cuando haya liberado todo el aire y empiece a salir agua suelta la presión.

El buen funcionamiento de una caldera no solo depende de la purga de sus radiadores de forma anual, sino que además requiere un mantenimiento básico.

La revisión periódica de la caldera de gas de tu vivienda y/o comunidad es obligatoria por ley cada 5 años. Desde Lava Fred te recomendamos llamar a un profesional como a los que ofrecemos en nuestro equipo antes de ese tiempo para prevenir averías y analizar su buen funcionamiento. Así como si ocurre una avería y no sabes cómo solucionarla, estamos a tu entera disposición.

¿A QUÉ TEMPERATURA DEBE ESTAR LA CALDERA DE GAS?

Pocos usuarios saben que la temperatura de la caldera se puede regular para conseguir ahorrar en tu factura de la luz. Antes de hacer nada tienes que tener en cuenta qué tipo de caldera tienes en casa:

1. Caldera de condensación. Proporciona únicamente calefacción al hogar.

2. Caldera que produce ACS. Una caldera que además de la calefacción también produce agua caliente sanitaria y no es necesario un calentador para la ducha o los grifos del resto de la casa.

Una vez identificada la caldera, se recomienda:

  •  Temperatura de entre 55 y 60 grados centígrados en las calderas de condensación. Hablamos exclusivamente de calefacción, así que los días de temperaturas muy bajas o especialmente fríos se tendría que incrementar algo más para conseguir que todo el hogar se caliente.
  •  En cuanto a las calderas que producen ACS también puedes regular la temperatura del agua que salga de los grifos. En los casos de calderas murales tendrá que oscilar entre los 40 y los 50 grados. Si hablamos de una caldera con acumulador, el mercurio tendrá que estar entre los 55 y los 60 grados. En realidad, el agua caliente la usamos para ducharnos, lavarnos las manos y los dientes y fregar los platos, actividades para las que no necesitamos temperaturas de 70 y 80 grados.
  • Por cada 5 grados de temperatura que se baje la caldera conseguiremos ahorrar alrededor de un 5% de energía.

    Resolvemos tus dudas
    96 245 55 15